Browsing the blog archives for febrero, 2009.


Derechos Humanos, Unión Europea

Unión Europea

La Unión Europea preveé adherirse como Institución al Convenio Europeo de Derechos Humanos firmado en 1950 bajo la Égida del Consejo de Europa.
¿Qué aportará esta adhesión a los ciudadanos de los 27?
El Convenio Europeo de Derechos Humanos, define los derechos civiles y políticos fundamentales de las personas e instaura un mecanismo de protección internacional con sede en Estrasburgo el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.
Cualquiera que haya visto vulnerado sus derechos puede apelar a esta Corte una vez agotados todos los recursos en su país de origen.
Para el Presidente de Derechos Humanos la adhesión de la Unión Europea al Convenio, permitirá reforzar la protección de la ciudadanía de los 27 sometiendo el sistema jurídico comunitario a un control externo independiente. Dice Jean-Paul Costa (European Court of Human Rights President), la ventaja es hacer un sistema más armonizado y en cierta manera más completo, Jean-Paul Costa explica el tipo de causas sobre el Tribunal puede ser llamado a pronunciarse.

Es poco probable que un día un acto de la UE pueda provocar torturas o maltratos, los delitos ocurren principalmente en los ámbitos de las libertades de expresión de asociación o de prensa, así como en el derecho de la propiedad.

La Unión Europea dispone ya de su propio Tribunal de Justicia con sede en Luxemburgo, pese a ello el presidente del Tribunal de Derechos Humanos no ve ninguna incompatibilidad. El Tribunal de Justicia y el de Derechos Humanos tendrán una relación de complementaridad y de especialización.
El Tribunal de Derechos Humanos estará más especializado en los Derechos fundamentales y el de Justicia en la armonización del Derecho Comunitario.
Para que la adhesión al Convenio Europeo de Derechos Humanos sea una realidad los 27 tendrán que ratificar previamente el Tratado de Lisboa.

Pass-Euronews
11 enero 2008

No Comments

Ya todo quedó en el olvido

Israel, Por Faabis

Creo que es la última opinión que hago sobre este pueblo que al actuar así no vale la pena ni mencionarlo, hacer de cuenta que no existe, porque personas que actúan así solo merecen desprecio.
Que como actuó, masacrando gente, entre esa gente muerta muchos niños y todo porqué, por unas elecciones que iban a tener, a ver cuál era el candidato más bravucón y más despiadado que tenían. Desafortunadamente o afortunadamente ganó la mujer Tpizi Livni, que lógicamente no debe ser Mary Poppins.
Ya tuvieron sus elecciones, lo demás no importa, el acto vil que cometieron con los palestinos, eso ya quedó atrás, en el olvido, sin ningún remordimiento de conciencia, es más lo volverían a repetir.
Pero si hay justicia en este mundo algún día serán juzgados por esta masacre.

——————————-
In English
I believe that it is the last opinion that I make on this town that is not worthwhile this way when acting neither to mention it, to make of bill that it doesn’t exist, because people that act this way alone they deserve scorn.
That like it acted, slaughtering people, between that people dead many children and all reason, for some elections that will have, to see which he/she was the most boastful and more merciless candidate that they had. Unfortunately or fortunately the woman won Tpizi Livni that logically should not be Mary Poppins.
They already had their elections, the rest doesn’t care, the vile act that you/they made with the Palestinian, that was already behind, in the forgetfulness, without any remorse of conscience, it is more they repeat it again.
But if there is justice in this world some day they will be sanctioned by this massacre.

3 Comments

Netanyahu cierra una primera ronda de negociaciones para formar gobierno

Israel

El líder del Likud conservador, Benjamin Netanyahu, cerró este viernes una primera ronda de consultas con la extrema derecha y los partidos religiosos, con la esperanza de que se le confíe formalmente la tarea de formar el próximo gobierno de Israel.
Los representantes del partido religioso ultranacionalista Hogar Judío, con 3 de los 120 escaños del Parlamento en las elecciones del martes, prometieron apoyar su candidatura al puesto de primer ministro.

“Benjamin Netanyahu será primer ministro”, señalaba el editorial del diario liberal Haaretz, que apoyó abiertamente durante la campaña a su rival Tzipi Livni, del partido Kadima (centroderecha) en el poder durante la anterior legislatura.

“La elección está ahora en manos de Netanyahu”, añadía.

El partido ultraderechista Israel Beitenu (15 escaños) ha presentado una lista de exigencias tanto a Livni como a Netanyahu para formar parte de un gobierno de coalición, según la radio estatal.

Por encima de todo está que el gobierno actúe contra el terror, principalmente derrocando a los islamistas de Hamas, el movimiento en el poder en la franja de Gaza contra el que Israel emprendió recientemente una operación militar que en 22 días mató a más de 1.300 personas.

Israel Beitenu también quiere que el gobierno adopte una ley que supedite la ciudadanía a la lealtad al Estado, una medida que de aprobarse supondría la expulsión del país de cualquier árabe “desleal”.

Para reunir una mayoría, Netanyahu puede aliarse con la extrema derecha y las formaciones religiosas o tratar de formar un gobierno más amplio con la participación de Kadima.

La primera opción le asegura una mayoría de 65 diputados sobre 120. Desde un punto de vista de aritmética parlamentaria es ampliamente suficiente para formar gobierno. Pero desde una perspectiva internacional, el efecto sería desastroso.

Un gobierno comprometido con intensificar la colonización en los territorios palestinos y hostil a un compromiso territorial podría provocar fricciones con el nuevo gobierno de Barack Obama, que parece menos dispuesto a concederle un apoyo incondicional a Israel.

El propio Netanyahu se pronunció a favor de un gobierno abierto durante su campaña electoral, cuando reconoció que fue un error depender totalmente de la extrema derecha durante su primer mandato como primer ministro, entre 1996 y 1999.

Algunos dirigentes de Kadima no descartaron esta posibilidad, en especial el antiguo ministro de Defensa Shaul Mofaz, indicó el viernes la radio militar.

Otro dirigente del partido, cercano a Livni, el viceprimer ministro del gobierno saliente, Haim Ramon, tampoco lo ve con malos ojos.

Si bien Netanyahu parece ser el único con posibilidades de formar gobierno dado el giro a la derecha de los electores, el peso relativamente bajo de su partido en el Parlamento dificulta la tarea.

Con 27 escaños de los 120 totales, Likud es la segunda formación de la Knesset, por detrás de Kadima, que obtuvo 28 escaños.

El presidente Shimon Peres debe iniciar el miércoles sus consultas con los representantes de los partidos para la formación de un nuevo gobierno.

El candidato designado tiene un plazo de 28 días para presentar su gobierno al Parlamento, un periodo que se puede prolongar 14 días. En caso de fracaso, el presidente escoge otro candidato.

AFP-Yahoo Noticias por Marius Schattner
——————————————
In English
Netanyahu closes a first beat of negotiations to form government

The leader of the conservative Likud, Benjamin Netanyahu, closed this Friday a first beat of consultations with the extreme right and the religious parties, with the hope that he/she is trusted the task formally of forming the next government from Israel.

The representatives of the party religious ultranationalist Jewish Home, with 3 of the Parliament’s 120 benches in the elections of Tuesday, promised to support their candidacy to first minister position.

“Benjamin Netanyahu will be first minister”, it pointed out the editorial of the liberal newspaper Haaretz that supported openly during the campaign to its rival Tzipi Livni, of the party Kadima (centroderecha) in the power during the previous legislature.

“The election is now in hands of Netanyahu”, he added.

The party ultraderechista Israel Beitenu (15 benches) it has presented a list of demands as much to Livni as to Netanyahu to be a coalition government’s part, according to the state radio.

Above everything it is that the government acts against the terror, mainly overthrowing to the islamistas of Hamas, the movement in the power in the fringe of Gaza against which Israel undertook a military operation that killed in 22 days recently to more than 1.300 people.

Israel Beitenu also wants the government to adopt a law that subordinates the citizenship to the loyalty to the State, a measure that would suppose the expulsion of the country of any “disloyal” Arabic of being approved.

To gather a majority, Netanyahu can ally with the extreme right and the religious formations or to try to form a wider government with the participation of Kadima.

The first option assures him a majority of 65 deputies on 120. From a point of view of parliamentary arithmetic it is broadly enough to form government. But from an international perspective, the effect would be disastrous.

A committed government with intensifying the colonization in the Palestinian and hostile territories to a territorial commitment could cause frictions with the new government of Barack Obama that seems less willing to grant an unconditional support to Israel.

The own Netanyahu was pronounced in favor of an open government during its electoral campaign, when it recognized that it was an error to depend totally on the extreme right during its first command like first minister, between 1996 and 1999.

Some leaders of Kadima didn’t discard this possibility, especially the old minister of Defense Shaul Mofaz, indicated on Friday the military radio.

Another leader of the party, near to Livni, the salient government’s viceprimer minister, Haim Ramón, neither does it with bad eyes.

Although Netanyahu seems to be the only one with possibilities of forming given government the turn to the right of the voters, the relatively low weight of its party in the Parliament hinders the task.

With 27 benches of the 120 totals, Likud is the second formation of the Knesset, from behind of Kadima that obtained 28 benches.

The president Shimon Peres should begin on Wednesday its consultations with the representatives of the parties for the formation of a new government.

The designated candidate has a term of 28 days to introduce his government to the Parliament, one period that can be prolonged 14 days. In the event of failure, the president chooses another candidate.

1 Comment
« Older Posts


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies